Categories
Uncategorized

¿Qué presupuesto se debe tener a la hora de comprar una vivienda nueva?

El comprar vivienda, y más si esta es nueva, es una de las metas o proyectos que todos o la gran mayoría nos hemos propuesto alguna vez. Sin embargo, no es un plan que se realice de un día para otro. Es un proyecto que se necesita planificar y pensar muy bien. Comprar vivienda implica que vas a estar la mayoría de tu tiempo en ese lugar, no es solo por unos minutos o unos meses, vas a tener tus cosas y tus espacios ahí, va a ser tu hogar por un largo tiempo. Además, involucra dinero y emociones. Así que acá te diremos qué cómo fijar un presupuesto para comprar vivienda

La compra de la vivienda puede ser la mayor inversión que vas a realizar a lo largo de tu vida, por lo tanto, esta decisión debe ser coherente con tu estilo de vida y tus recursos. Por eso, antes de decir sí a la compra de una vivienda, debes evaluar cuánto cuesta la casa o apartamento que deseas y si tienes el dinero suficiente o cómo harás para conseguir el restante.

También te puede interesar leer ¿Cómo transformar un espacio de tu apartamento para el teletrabajo?

Factores a tener en cuenta

 

  • Ten en cuenta tus ingresos mensuales o, si vas a comprar la vivienda con tu pareja o algún familiar, los ingresos familiares. Mira cuánto dinero les queda a final de mes para saber realmente con cuánto cuestan. En caso de tener que pagar las cuotas bancarias.

 

 

  • Debes tener por lo mínimo $1.000.000 para la separación de tu vivienda nueva.

 

 

  • Establece el valor máximo que estás dispuesto a pagar por tu vivienda nueva. Así, no perderás tiempo visitando viviendas que no están dentro de tu presupuesto.
  • Si vas a buscar un crédito, busca el que tenga menor tasa de interés y el que se acomode a tu plazo de pago. Para este punto, es aconsejable tener una parte ahorrada (30% del costo de la vivienda), así tendrás que pedir menos cantidad de dinero prestado.

 

 

  • Si tienes la posibilidad de tener un subsidio, inclúyelo dentro del dinero que tienes para la compra.
  • Incluye los gastos de notaría, estudio de crédito, certificados y registro.
  • Calcula los gastos mensuales (impuestos, servicios, administración, parqueadero, mantenimiento) y los gastos fijos.
  • Ten en cuenta la distancia de tu trabajo o los lugares que frecuentas y la seguridad de la zona.
  • Siempre compara precios y beneficios para estar seguro de dónde vivirás.
  • Es importante que, para el momento de pedir un crédito, puedas demostrar estabilidad laboral, formalidad, nivel educativo, estructura familiar y una vida crediticia. 

Beneficios de comprar una vivienda nueva

 

  • Puedes conseguir proyectos a precios más bajos que una vivienda usada.

 

 

  • Podrás conocer la propiedad a profundidad.

 

 

  • No tendrás que gastar en reparaciones.

 

 

  • Con el tiempo incrementará su valorización. 

 

 

  • Tienes plazo para pagar la cuota inicial.

 

 

  • Puedes solicitar un crédito y pagarlo a cuotas.

 

 

  • No vuelves a pagar arriendo.

 

 

  • Eliges cómo diseñarlo.

 

 

  • Estrenas todo.

 

¿Por qué es mejor comprar una vivienda sobre planos?

El comprar vivienda sobre planos incrementa la posibilidad de adquirir esa casa o apartamento tan deseado. Lo anterior gracias a que tienes más tiempo para pagarlo y además, es nuevo: puedes elegir el piso y el tamaño y cuál vista te gusta más. 

También recuerda que los precios de los proyectos sobre planos son menores que los precios de los que están listos para entrega inmediata. La vivienda va ganando valorización a medida que se va construyendo. Es decir, al finalizar la obra tu apartamento o casa tendrá un precio totalmente diferente y tu estarás ganando.

En general, comprar una vivienda sobre planos juega a tu favor porque tú serás el que tome decisiones en cuanto a espacios, diseños, pago y no te tendrás que afanar o presionar por conseguir el dinero en tiempo récord. Tu llevas el hilo de tu compra. 

Entonces, ¿qué presupuesto debo tener?

El realizar un presupuesto significa tener claridad sobre el dinero. Esto ayuda a saber cuánto dinero necesitamos mensualmente para mantener nuestra calidad de vida y para comprar la vivienda. 

Entonces, debes tener al menos $1.000.000, el 30% del valor de la vivienda lo puedes financiar y una cantidad extra para gastos necesarios a la hora de la escrituración. Entre estos gastos está el estudio de crédito, el estudio de títulos y avalúo, gastos notariales, los derechos de registro, el certificado de tradición y libertad, la autenticación de firmas y las copias de escritura. 

¡Ya estás listo para realizar tu presupuesto! Y comprar esa vivienda soñada. Pero, recuerda tener precaución y pensar como inversionista. Así, evaluarás la rentabilidad y el riesgo que vas a asumir. No tomes a la ligera esta decisión porque es algo que marcará el resto de tu vida. 

Planificando bien tu presupuesto y los tiempos vas a ver qué no será difícil hacer realidad tu sueño de adquirir tu vivienda nueva. Conoce importantes proyectos de vivienda haciendo clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *